martes, 16 de diciembre de 2008

De un coloquio sobre olvidados y excluidos... el egoísmo que es derramarse

Buscando en vano una cita para un trabajo y charlando desvelada con un amigo topé con unas notas de una conferencia que dio Paulina Rivero Weber en la facultad. El coloquio era sobre "olvidados y excluidos", y ella eligió hablar de Lou Salomé, la mujer que Nietzsche más amó, y que proponía una forma de egoísmo no individualista, capitalista ni acumulativa. Un egoísmo de ser y crecer como vía de apertura a la sociedad; un ser al copa que se llena hasta que derrama. Un egoísmo que permite darse a los demás lejos del dar mezquino como limosna.

2 comentarios:

Martuchis dijo...

Si en la actualidad hay mujeres que nos impresionan con sus trabajos y las cosas que han realizado, tienen más mérito mujeres como Lou Andrea, ya que además de haber sido mujeres muy adelantadas para su tiempo, tuvieron que lidiar con todos los prejuicios de su época para poder sobresalir.

En el caso de ella, desde el buscar la forma de como instruirse y no quedarse sólo con lo que en ese entonces se suponía era designado para una mujer.

Adriana del Moral dijo...

Hola Martuchis. Mujeres como Lou me hacen pensar que, en realidad, la libertad siempre ha existido para quienes tienen la fuerza de buscarla. Y claro, eso nos obliga a todos a hacer mucho más, a no recurrir a la historia como excusa cómoda. Un abrazo.