jueves, 8 de marzo de 2012


Ahora pienso en lo feliz que he sido en mi vida, en particular los últimos años.
Gracias por ser parte de eso con su oído atento en las madrugadas, con sus críticas, con sus abrazos, con los bailes que han mejorado con los años, con su risa propia e impropia ante situaciones de toda índole.
Gracias por todo, cuando gracias no es la palabra.

3 comentarios:

.E dijo...

Desconozco si soy parte de las personas a las que agradeces, de cualquier modo, me alegran dos cosas, la primera que seas tan feliz y la segunda poder estar aqui (aunque sea solo en letras) para verte serlo.

Un beso mujer.

Adriana del Moral dijo...

Elena, querida:
¡Claro que eres parte de esas personas! El otro día pensaba en lo triste de no tener amigas bloggers para hacernos memes, dejarnos comentarios, intercambiarnos posts, etcétera (bueno, en el otro blog tenía, pero es el otro blog ;) ) Entonces me acordé de ti y de una amiga que conocí por twitter y recordé la dicha inmensa de leerte, lo mucho que me gusta blog. Perdón si casi nunca te comento, pero es que la mayoría de las veces te leo desde reader. Un beso linda, y felicidades por la titulación.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Lo importante es que estés feliz y que tengas amistades que se emocionen, que rían, que sueñen contigo; que construyan castillos en el aire y que te abracen y que les abraces cuando vosotros tengáis urgencia de hacerlo.
Un abrazo para ti.